DULCES MOTIVACIONES

Una manera muy dulce de motivar nuestros días…

Tequeños

Hola a tod@s!!!!

Una nueva dulce motivación arranca el blog, aunque en este caso no se trata de un postre. Mas bien es un riquísimo snack ó aperitivo que se puede personalizar de tantos rellenos como nos sugiera nuestra imaginación (yo tengo planificado hacerlos con rellenos dulces, a ver que sale de esta).

La 1ª vez que los probé, recuerdo que fué por casualidad (como todas las cosas buenas). Los encontré en una tienda de congelados y reconozco que aunque iba a comprar otras cosillas , al final caí en la tentación de este riquísimo bocado venezolano.

Según he leído en algunas páginas de internet su origen se remonta al siglo XIX concretamente  en Caracas (Venezuela) y se dice que en una población llamada Los Teques. Según cuenta la historia lo preparaban las familias pudientes, y del nombre de sus oriundos (tequeños) los bautizaron.

Reconozco que soy inquieta y curiosa por naturaleza en el tema gastrónomico y cuando saboreo un alimento nuevo intento encontrar los ingredientes antes de buscar las recetas. Después es cuestión de probar hasta dar con las medidas que mas se adapten a nuestras preferencias y listo.

En el mundo del tequeño yo me quedo con la receta mas básica que he encontrado con alguna modificación en cantidades y añadiéndole levadura en polvo. Solo he probado a realizarlos con queso y  jamón york (jamón dulce).

Me han encantado y divertido, aunque para hacer la entrada en el blog he tenido un pequeño percance con la cámara y nuestra perrita que es una gamberra 🙂

Yo hago ración doble y los congelo por que en casa gustan mucho, y así en cualquier apuro es tan sencillo como sacarlos del congelador y freírlos en la freidora directamente.

Bueno, vayamos con la elaboración y los ingredientes, que como comprobareis casi siempre tendréis en casa.

Ingredientes para 20/24 tequeños según tamaño:

La medida de 2 tazas tipo mug de HARINA DE TRIGO (la normal, la que usamos para rebozar y esas cosillas).

1 huevo.

4 cucharadas de MANTEQUILLA DERRETIDA (yo he usado margarina).

SAL (Una cucharadita de las de café)

Dos cucharadas soperas de AZÚCAR ( le darán un toque mas dulce a la masa que queda muy bien cuando empleamos quesos con un sabor intenso como en el caso del Edam, Gouda,etc).

Una pizca de levadura en polvo.

Agua (medio vaso aprox) este ingrediente es a ojo. Incorporamos a medida que la masa nos la va pidiendo hasta que la mezcla tenga la consistencia deseada y no sea pegajosa. Si nos pasamos con el líquido siempre tendremos la opción de incorporar mas harina hasta conseguir una bola elástica que no se nos pegue a las manos.

Para el relleno:

Queso tipo sándwich (que cortaremos en bastoncillos) las lonchas debéis pedirlas de 1cm de grosor aprox al charcutero. Yo he usado Edam y el típico de sándwich, y me quedo con el Edam por el contraste tan bueno que hacen con la masa algo dulce.

Jamón cocido en lonchas para envolver el queso.

En un bol ó directamente en la encimera (como prefiráis, yo suelo hacer las masas en el bol para no manchar tanto la cocina). Formamos con la harina un volcán y en el centro incorporamos el huevo (ver foto). Aquí podremos añadir el azúcar, la sal y la pizca de levadura a la masa.

Mezclaremos con las manos un par de minutos hasta que engorde la textura de la harina.

Después incorporamos la mantequilla derretida y seguimos uniéndola a la harina mezclada anteriormente con el huevo, la sal y el azúcar. En este paso vamos incorporando el agua poco a poco y vamos viendo lo que nos vaya pidiendo la masa. En las fotos veréis las texturas que debéis obtener en cada paso.

Cuando hayamos finalizado formamos una bola y la dejaremos en el bol tapado con film alrededor de 15 minutos para que la harina coja el sabor del huevo y de la mantequilla y nos facilite el estirado posterior para trabajarla.

Transcurrido ese tiempo la sacaremos del bol y la extenderemos con ayuda de un rodillo formando un rectángulo para poder cortar la masa en tiras, ya que lo característico del tequeño es que es un rollo de queso y jamón envuelto en masa. En las fotos veréis la forma que debéis obtener, aunque parezca complicado os aseguro que no lo es. Antes habréis cortado en tiras las lonchas gruesas de queso.

Cuando estén formados tendremos la opción de usarlos en el momento (freírlos en abundante aceite) ó congelarlos para uso posterior.

Mi experiencia personal con los tequeños es que quedan mejor si los haces antes y los congelas, por que freírlos recién elaborados facilita que se nos puedan abrir y perder el queso por las uniones de la masa.

Os recomiendo esta elaboración para cualquier cena informal ó aperitivo, ya que son muy ricos y sencillitos y si tenéis peques en casa seguro que les  encantan.

2 comentarios »

La llegada del Otoño y nuevas dulces motivaciones…..

Con la llegada del tiempo fresco regresan las tardes lluviosas caseras y el frío, para esos días un buen compañero en esas horas es el horno humeante preparando algún dulce para un postre, un desayuno ó una merienda por que se hace extraño no verlo en faena.

Este mes de septiembre me lo he tomado un poco de desconexión del blog por falta de tiempo físico para sentarme frente al ordenador, pero os aseguro que el tiempo de espera ha merecido la pena ó eso intentaré 🙂

Me he comprado la dichosa panificadora y he estado experimentando con harinas y modificando recetas que he localizado en libros e internet. Los resultados os los iré poniendo por aquí, pero hasta ahora no tengo queja de ella y por la escasa inversión ecónomica y la rentabilidad que se obtiene os la recomiendo. En breve os espero con alguna dulce motivación para compartir. FÉLIZ SEMANA A TOD@S!!!!!

Deja un comentario »